¿Qué mejor motivación para que tomes la decisión de hacer decoración personalizada, que enfocarte en tus gustos personales y los de tu familia y que tu hogar sea un fiel reflejo de estos? La decoración debe proyectar tu personalidad y tus motivaciones. Existen millones de ideas y propuestas de tendencias alrededor de la decoración de interiores, pero es claro que, en vez de imponerte una moda, el mejor estilo es el propio tuyo, ese que te identifica y da cuenta de quién eres. En este artículo te daremos una guía sobre cómo plasmar tu estilo en tu hogar y que este se vea reflejado en una decoración armoniosa y práctica.

deco 1

Foto tomada de: https://www.etsy.com/mx/listing/656059723/decoracion-de-pared-de-vivero?awc=7432_1558890423_ef1edeb37e0ebbdec44b1164c0f6e5a7&utm_medium=affiliate&utm_source=affiliate_window&utm_campaign=fr_buyer&utm_content=567729&utm_term=146067

Decorar tu hogar es cuestión de darle orden a tus ideas para que se vean plasmadas en muebles, accesorios, tonalidades y texturas. Si bien no necesitarás invertir en gurús de la decoración que te cobrarán un ojo de la cara, sí es práctico seguir algunos pasos que te orientarán sobre cómo conseguir una armoniosa decoración de interiores.

1. Has un mapeo general de tu casa:

Es importante que antes de empezar a comprar, pintar o ejecutar cualquier idea que tengas, primero hagas un análisis general en dónde tomes las medidas de los espacios y definas las necesidades de cada área de la casa. Pregúntate cosas como:

-¿Qué le hace falta a la cocina para que sea más cómoda y práctica, de acuerdo a las necesidades de tu día a día?

-Si los niños ya crecieron: ¿es necesario pensar en un escritorio para sus habitaciones?

-¿El sofá de la sala de televisión es suficientemente cómodo para que la familia se reuna a ver una peli el domingo?

-¿Estás cansado del color del salón o de las habitaciones?

-¿Sientes que tu casa no tiene suficientes espacios para la lectura?

Este tipo de preguntas adaptadas a tu familia y tu día a día te ayudarán a identificar las necesidades más importantes.

2. Prioriza tus necesidades:

deco 2

Foto tomada de: https://www.emprendices.co/5-consejos-aprender-priorizar/

Sabemos que del primer ejercicio seguro te surgieron mil necesidades, es normal, siempre queremos más y mejor. Pero aterriza y prioriza tus necesidades teniendo en cuenta tu presupuesto y lo que realmente es necesario. Haz una lista de prioridades y junto a cada necesidad pon un presupuesto estimado de cuánto crees que gastarás en cada idea, de esta forma serás mucho más estricto desde el comienzo y te enfocarás en lo que realmente es necesario.

3. Busca inspiración, ideas y ejemplos

Ya tienes una lista de prioridades y una idea general de qué necesitas. Este es el momento preciso en el que debes empezar a buscar inspiración de ideas, ejemplos y en general dónde debes inspirarte viendo blogs, páginas y portales dedicados al interiorismo. Te proponemos empieces buscando aquí:

Pinterest

Decoratrix.com

Myleitmotiv.com

Decoesfera.com

– Mi casa no es de muñecas

Decofilia.com

4. Define una paleta de colores y texturas

Una vez tengas definida la paleta de colores y texturas que quieres en tu casa, será mucho más fácil y práctico escoger y definir pisos, paredes, muebles y complementos. Recuerda que los colores tienen su propio significado, aquí te damos algunos, para que los tengas en cuenta:

deco 3

Foto tomada de: https://www.emprendices.co/5-consejos-aprender-priorizar/

Blanco: Es el color de la pureza, la limpieza y la simplicidad, por lo que es uno de los más usados en decoración.

Negro: Es el color de la elegancia, el misterio, la sobriedad y el poder, muy usado en diseños minimalistas.

Rojo: Es el color de la pasión, el deseo y la fuerza, e impregna al diseño de un gran carácter. Es un color invasivo que recomendamos solo usar en pequeños complementos y no en toda la casa, ya que te puedes cansar rápido de él.

Naranja: Este color se asocia a la creatividad, a las ideas y al positivismo. Al igual que el rojo, es un color que puede cansar rápido en casos en dónde se use excesivamente. Se recomienda usarlo en accesorios.

Amarillo: Es un color muy recurrente y lleno de buena energía, asociado a la diversión y la innovación. Pese a ello, se debe usar con moderación.

Verde: Es el color de lo natural, lo ecológico, lo fresco, y también del equilibrio, por lo que llena los diseños de confianza y tranquilidad.

Azul: Es el color de la sobriedad, un color frío que marca las distancias y genera seriedad en los diseños.

Rosa: Es un calor muy cálido, que transmite ternura, amor y dulzura.

Al final deberás tener claro cuáles van a ser las tonalidades de los muebles, cuáles las de los accesorios y cuáles las de las paredes. Nuestra recomendación es que escojas colores neutros para el gran general de tu casa, y el colorido más alegre lo des con toquecitos pequeños en accesorios, piezas de arte o cuadros decorativos. De esta forma evitarás cansarte y propiciarás un ambiente tranquilo y agradable.

5. Escoge los muebles

Lo primero que te recomendamos hacer es definir si quieres comprar muebles nuevos o remodelarlos.

¿Cuándo comprar muebles?: en el caso en que no los tengas o los que tengas ya estén obsoletos o valga más la restauración que comprar uno nuevo. Por ejemplo, si tu hija o hijo ya va a empezar la clase de grandes y va a necesitar un escritorio, no cabe duda de que debes comprarlo o conseguirte uno. Los primeros ejercicios que te recomendamos en este blog e debieron haber dado suficientes argumentos para saber elegir qué comprar y qué no.

¿Cuándo restaurar?: la restauración siempre será una gran idea, siempre y cuando estés seguro(a) de que no va a valer más que comprar un mueble nuevo. Lo que es cierto con respecto a este tema, es que da mucha satisfacción darle una nueva vida a un mueble u objeto que por años ya te tenía cansado y que con unos simples retoques parece como nuevo.

6. Por último, los accesorios…

El último paso, es el más emocionante para muchos: decorar tu hogar con piezas que reflejen tu personalidad y la de tu familia. En cada uno de estos ítems, intenta tener en cuenta los gustos y la personalidad de cada miebro de tu familia, y en sus habitaciones asegurarte de que los reflejen. En el salón te recomendamos ser más neutro. Para ello te damos algunas ideas:

Fotos de las personas que quieres

Decorar las mesas y paredes con los recuerdos de amigos, familiares y de tu pareja siempre va a darle un aire acogedor y armonioso a tu hogar.

Plantas y flores

Asesórate de un experto sobre cuáles son las plantas que más te convienen de acuerdo con las condiciones de luz y humedad de tu casa. Las opciones naturales van a dar un ambiente relajante y fresco.

Cojínes y mantas:

Los cojines y las mantas son una gran opción de accesorios para darle un aire nuevo al salón y a las habitaciones. Escógelos de acuerdo con tu paleta de colores. Ten la precaución de saber escoger bien los materiales teniendo en cuenta si los vas a poner en exteriores o interiores, así les garantizarás una larga vida.

Recuerdos de viajes…

Los souvenirs, las postales o los objetos como máscaras, artesanías o cuadros, que tengas de tus viajes, serán la mejor manera de revivir los memorables momentos vividos en familia. Simplemente ten la precaución de no exagerar y de hacerlo de una forma sutil.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

3 TIPS DE MARIE KONDO QUE HARÁN QUE QUIERAS MANTENER TU CASA COMO UN CUPCAKE

¿CÓMO MAXIMIZAR EL ESPACIO DE TU COCINA?

NO COMETAS ESTOS ERRORES AL REMODELAR TU BAÑO

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *