De cantina en cantina te adentrarás en la auténtica cultura mexicana.

Por supuesto que las bebidas y la comida son las protagonistas, pero tampoco se queda atrás la música y el ambiente. Un lugar perfecto para relajarte, tomar una o varias copas, platicar con los amigos y hasta jugar dominó y cartas. Te compartimos una lista de cantinas para todo tipo de bolsillos, desde las más elegantes hasta las más populares.

Las cantinas, aquellos establecimientos que en italiano significan “bodega o sótano en donde se guarda el vino para el consumo de la casa”, son protagonistas de alegrías y tristezas, de convivios y muchas veces de peleas y riñas.

Lo cierto es que, en el pasado, estos lugares no eran tan evidentes como lo son hoy en día. Eran locaciones muy pequeñas y clandestinas, a las cuales llegabas por “voz a voz” a tomarte cualquier bebida alcohólica, una chela o una cuba, al ritmo de una rockola o de un grupo musical.

Sin embargo, no son solamente lugares a los que vamos a beber para celebrar o para ahogar las penas. Las cantinas en México son reconocidas por su excelente oferta culinaria, que abarca todos los precios, gustos y estilos.

Botanas, tortas, tostadas, tapas españolas, incluso cortes finos de carne, podrás encontrar en sus menús.

De acuerdo con el Larousse de Cocina MX, si visitas una cantina en la tarde o en la noche, el mesero te recibirá con un caldo de pollo, de camarón o res, que por los general son picosos. También te ofrecerán guisos caseros de albóndigas, de asado de res, de bistec en salsa de chile pasilla o encebollados, que se acompañan con frijoles de la olla o refritos, o con arroz rojo.

En algunas cantinas se presentan espectáculos a la hora de la comida. Después llegan los clientes de la noche para la cena y se quedan hasta la madrugada o hasta el cierre.

Por supuesto que existen diferentes tipos de cantinas: a algunas solo entran hombres, y muchas veces el ambiente se torna pesado. En otras ingresan mujeres solas, parejas o grupos, y te encontrarás con un ambiente más relajado, cercano y familiar.

En cuanto a su historia, de acuerdo con el historiador mexicano Salvador Novo,

las cantinas formales empezaron a surgir durante el gobierno de Porfirio Díaz. Estas reemplazaron a las antiguas vinaterías, en donde se vendía vino desde la Colonia.

La mayoría de las cantinas antiguas más clásicas se encuentran en el Centro Histórico y estamos seguros de que te encantarán. Datan de principios del siglo XX y te sorprenderá el trabajo de carpintería de sus barras, mesas y sillas, al igual que su decoración Art Nouveau y Art Decó. Estas cuentan con un menú más elaborado y el servicio es mucho mejor que en las más populares.

Seleccionamos especialmente para ti el Top 8 de las cantinas más clásicas que tienes que visitar en CDMX. Te recordamos que hay para todos los gustos, desde elegantes y muy turísticas, hasta más populares. Lo cierto es que cada una tiene su encanto y mucho que ofrecerte no solo en bebidas y comidas, sino en historia e idiosincrasia.

Lee también No eres un foodie si no visitas estos restaurantes en la CDMX

1. Cantina La Ópera, en el Centro Histórico

cantinas 1

Foto Pinterest https://www.pinterest.com.mx/pin/597501075547329549/ y https://www.cntraveler.com/gallery/best-things-to-do-in-mexico-city/amp

Es quizá la más turística de todas. El mesero te recibe divinamente arreglado y te entrega la carta de comidas y bebidas, mientras te cuenta la historia del balazo que se encuentra en el techo. Fue hecho por el revolucionario Pancho Villa durante la Revolución. Mientras buscas el hoyo, la ornamentada decoración del techo, las columnas, las paredes, el papel tapiz y los espejos te recordarán a Paris. Te invitamos a que hagas un recorrido por el lugar y eches un vistazo a los recortes de periódicos y revistas colgados en las paredes, conocerás la historia de este lugar y sus tiempos de gloria durante el Porfiriato. Durante esta época era un bar de las hermanas Boulangeot, cerca de la Torre Latinoamericana. Junto a él estaba el Teatro de la Ciudad, en donde presentaban funciones de ópera. De ahí el nombre que obtuvo después. Imperdibles, el pulpo a la gallega, el rabo de toro, y por supuesto, darse unos shots de un muy buen tequila 100% agave.

2. La Montañesa, en el Centro Histórico 

cantinas 2

Foto Flickr https://www.flickr.com/photos/tequileaks/6809462836/in/photolist-7AeQjQ-bnJh4E

En La Montañesa podrás disfrutar no solo de la barra que te ofrece todo tipo de licores, sino que cuando te sientas listo para cantar, podrás subir al segundo piso y disfrutar de un Karaoke. También puedes visitar esta cantina tradicional si quieres ver el fútbol o algún evento, ya que cuenta con televisores. Las botanas son increíbles, desde paella, tostadas de atún, caldo de camarón y pozole, hasta tiras de pescado fritas, carnes y pechuga de pollo. Podrás observar que su barra y equipamiento están muy bien preservados desde la época colonial, lo que convierte a esta cantina en una joya de la ciudad. Un lugar perfecto para “echar el trago”, comer, cantar y pasarla bien.
Otras cantinas famosas en el Centro Histórico son Las Pecosas, Buenos Aires,

Salón Mancera y La Casa de las Sirenas. De hecho, existe un tour llamado Safari de las cantinas antiguas del Centro Histórico, en donde podrás ver con tus propios ojos estos templos míticos del buen beber y comer.

3. Salón París, en Santa María La Ribera

Cantinas 3

Foto Pinterest https://www.pinterest.com.mx/pin/465137467746130563/ y https://i.pinimg.com/originals/02/ff/cc/02ffcce7f854c5e0150284d652732c30.jpg

¿Puedes creer que en esta tradicional cantina de barrio cantó nada más y nada menos que José Alfredo Jiménez? De hecho, las anécdotas alrededor del músico y compositor no se hacen esperar. Una de las anécdotas que te cuentan muchos abuelos es que jugaban al fútbol con José Alfredo y luego se venían para la cantina a tomar o muchos alcanzaron a brindar con él, de acuerdo con el portal México Desconocido. Cuando la visites, imagínatelo cantando El Rey o Si nos dejan, mientras disfrutas de este espacio de antaño, muy querido por los habitantes de la colonia Santa María La Ribera, que lo valoran por la comida, los tragos bien servicios y el ambiente familiar que lo enmarca. Las quesadillas de papa y las carnitas con cerveza de barril bien fría son una delicia, en especial si está sonando alguno de los clásicos musicales en su rockola; y si estás de buenas, seguro te toca una buena tanda de mariachis en vivo. Los jueves son famosos por el chamorro al horno que se sirve, así que llega bien temprano para poder probarlo.

4. La Única de Guerrero (La U de G) en la Colonia Guerrero

Cantinas 4

Foto https://www.pinterest.com.mx/pin/317222367499442152/ y https://local.mx/restaurantes/cantinas/la-u-de-g/

¿Viste la película Nosotros los Nobles? Pues en esta cantina se grabaron muchas escenas. Además, ha sido frecuentada por grandes como y José José y Dolores Olmedo. Ambos se tomaban un par de copas, se sacaban fotos con la gente y se iban. Abierta al público desde 1933, clasifica como una joya clásica que debes visitar. Cuenta con un piso de cantina y de restaurante y en cada piso podrás disfrutar desde rock de los 60 hasta boleros, son cubano y mariachi, hasta que no puedas más y te pares a bailar. De acuerdo con Local MX, la especialidad es el cabrito al horno, sin embargo, tienes que ir a probar lo que te plazca, ya que su menú es bastante extenso y variado. Además, su selección de bebidas es enorme, desde wiskis, hasta los mejores tequilas y rones.

¿Te quedaste interesado? ¿Vas a aprovechar el fin de semana para visitar alguno de estos sitios?

Descubre las siguientes 4 cantinas en nuestra próxima edición de viernes. ¡Nos vemos!


Cousi es un blog de Bancompara.mx

Si quieres saber más, te invitamos a visitar nuestra página y a comprobar cómo Bancompara.mx ha ayudado a los mexicanos a iniciar y proteger sus patrimonios por medio de ahorros en sus hipotecas. Vivir una vida más Cousi inicia por tomar mejores decisiones financieras. 

2 Responses

  1. Para mí gusto, la Ópera solo es conocer la decoración, excelente estilo y conservación, de las cuatro que comentaron, la mejor es la U de G.
    Pero en gustos se rompen géneros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *